domingo, 29 de noviembre de 2009

Te recuerdo, Allende...

Los sábados pienso en Salvador: su figura realzando lo humano, ese plus que nos da la vida cuando termina el trabajo y su fatiga. Lo certero de su silueta acariciando el espíritu, cultivando al ser humano entre solidaridad hasta sacarlo de las ruinas... los sábados suelo llorar en silencio y sin consuelo, apretando puño y mandíbula, conteniendo la revolución que llevo dentro... a la vista de toda la chusma que se agolpa sin cerebro en las colas del Carrefour.

viernes, 27 de noviembre de 2009

AUTOAYUDA

No me da la gana ser depresivo.
Abandoné esa tendencia cuando descubrí el objetivo de todo el montaje llamado “vida” a mi alrededor; podría llamarse “teoría de la conspiración” si os gusta ese nombre... el caso es que contemplando con frialdad el conjunto de la realidad entera, concluí que todo estaba dirigido a mi autoaniquilación. Vencerme desde dentro.
Gracias a mi megalomanía (en el fondo quizá sea genialidad) convertí “la contraria como sistema” en antidepresivo. Poco tiempo después, como colofón, descubrí las endorfinas. Desde entonces, en mi cerebro todo encaja como una llave en su cerradura.
¿La realidad? Ha dejado de interesarme como tal, si no es para transformarla. Venceremos o moriremos...

jueves, 12 de noviembre de 2009

OJALÁ LLOVIERA SIEMPRE


Quiero ser una de vosotras
las que entráis siempre riendo,
la que me seduce con su encanto
y a quien seduzco con mis palabras…
las de ahora o las de siempre.

Quiero ser… ser y ser sido
como los retretes de los bares
con ambientador de juventud perdida.

Puesto a pedir quiero también
ser gato en las próximas seis vidas:
mirar por la ventana en tardes grises
olvidado ya del hombre, de los hombres…
viviendo dentro de tu cuerpo y de tus cofres,
ser una que eres tú y no cualquier otra.

Aunque tus ojos de olvido ya no quieran
saber que ahora es presente aquel pasado
que una vez soñamos ateridos frente a la estepa
como una sola proyección de dos futuros.

Puestos a resumir quiero decirte
que este idioma caduco que utilizo
está lleno de esperanto en sus raíces;
inundado por la luz de tu sonrisa,
declamando su impotencia ante tus rizos
que desean escaparse de mis labios, de mis versos
para llegar a ser lluvia en los rincones
donde los amantes siempre furtivos
repiten nuestros ritos ya inventados.
Caracoleando besos, estas letras son tan sólo
tu declaración de independencia.

Poema extraído de "Corazón porvenir..." (2009)

sábado, 24 de octubre de 2009

¿SE PUEDE SABER QUÉ OS PASA?


A veces pienso que me están haciendo el show de Truman... imagino todo un montaje conmigo como conejillo de indias, para demostrar vete a saber qué extraña teoría antropológica, sociológica o cualquier cosa menos lógica. Imagino que tras mi muerte aparecerá en la Wikipedia todo mi “curriculum”, una reseña en la que se compadezcan de mi vida como experimento fallido y me pidan disculpas a título póstumo; algo así como famosearme para encubrir su complejo de culpabilidad. Resulta que en esa pesadilla participáis tod@s...
Porque mi vida, como la de cualquier persona que se precie de serlo, incluye la necesidad de huir de la sociedad en algún momento (al menos)... y siento que no puedo escapar, vuestros tentáculos entran por cualquier resquicio: me busca la sociedad llamando a mi puerta con cualquier excusa, me ataca cualquier grupo para que engrose sus intereses, la Humanidad vulnera mi intimidad con ensañamiento, el capitalismo increpa mi aislamiento y le cuelga una mezquina etiqueta, me persigue la ley si acampo en el monte... Alguien intentará convencerme de soy un paranoico, pero yo...
Me pregunto: ¿se puede saber qué os pasa? ¿Acaso no estáis ya consumid@s de tanto consumo? ¿de la agridulce sensación de tener cada vez más, sin tener nunca bastante? Puede que alguna noche incluso lleguen las pesadillas: haciendo reclamaciones o soñando con la Organización de Consumidores. Me respondo: no se puede, es un misterio vacío, ni siquiera el milagro de la Nada. Una cáscara sin huevo, una fachada de cartón-piedra.
Os pregunto: ¿se puede saber qué os pasa? ¿qué especie de anti-vida lleva la gente, que ni tan siquiera se apercibe de su anulación como persona? No hay respuesta. Como en los alumnos que, interpelados, provocan en el profesor la frase “si se os pincha, no sale sangre”. Por las venas de mis conciudadanos circula leche condensada (eso sí, desnatada); tienen cercenado el conocimiento y han olvidado el sentido común. Transitan por la senda de la violencia cotidiana, asumido el papel de la salvación individual como único recurso; sólo que aquí no se salva nadie.
Está claro que algo os pasa; pero no puede saberse qué es. ¿A mí? me pasáis vosotros, como una enfermedad o una apisonadora.

lunes, 5 de octubre de 2009

OLLA (setevala)

Hace unos cuantos siglos estudié de cerca las bellas artes. Quizás se me note ahora en la forma de dar las pinceladas con las palabras (quizá un poco relamida), o puede que en el disolvente que uso para según qué indeseables pigmentos. Tal vez el perfilado de las expresiones con que dibujo las metáforas, a caballo entre el difumino y el grafito, delatan la manera de esbozar la realidad caligráfica. ¡Quién sabe! Como dijo una vez aquel juez instructor, más que firmar parece que esculpo (sobre su tumba).
Para mi percepción, se asemejan tanto la impronta y su ausencia, que sólo podría explicarlo con un texto fotográfico: en el que se ponga de relieve que lo negativo es el origen de toda verdad.
No haré un repaso exhaustivo de las huellas que puedan rastrearse en mis letras de aquella fugaz época pasada, pero baste decir que las palabras que grabo sobre el papel, son originales múltiples que delatan a mi mano convertida en plancha; la presión medida con la que estampo estas imágenes traducidas (y sus trazos de plumilla) quizá sólo pueda comprenderse en China.
Construyo mi casa cada día (pero es una instalación, no arquitectura) desde la performance que es mi vida.

martes, 15 de septiembre de 2009

TEXTO SIN FORMATO


Reflexiono tanto tiempo tu rostro...
He aceptado la metamorfosis
pertenecer a tu territorio.
He aceptado el desierto
la cabeza (gusano lento y trabajoso).

[Intención de pasar hacia las causas]

No hay remedio.
Sólo un veneno lento como el sol.

c.1988

Extraído del volumen "Fumador en el exilio" (1994)

martes, 1 de septiembre de 2009

Mi respuesta

¡Ay, qué risa, tía Felisa!
Hoy han dicho sin sonrojo
que acabarán con la violencia... ¡a hostias!
Ha sido el de la cara de semen aburrido,
pero el otro día fue su primo
el de la cara perdiguera de perro lastimero...
quien dijo que en democracia está prohibido
hablar, el diálogo, “porque yo lo digo”.
Perseguirán las ideas por callejones oscuros
olvidando que en otros tiempos
allí a ellos mismos les dieron por...
Pena, penita, pena: la que tendrán en el futuro
quienes hereden una sociedad
persiguiéndose a sí misma, un Estado fascista
que se muerde la cola como una PESADILLA
en este callejón sin salida.

sábado, 29 de agosto de 2009

POR LA DEMOLICIÓN DE LA FILOSOFÍA

Castillos inmensos cuelgan en el irrespirable aire finisecular, construcciones fabricadas con los huesos tronzados de los pobres componentes que sin querer han pertenecido a generaciones ya olvidadas. Sus ilusiones, convertidas en piedras, son ahora el muro que nos aprisiona. A nadie le interesa ya el objetivo que tuvo en su día la mal llamada "filosofía"; múltiples dignidades ha encarnado: desde machacar poderosos hasta perfeccionar el cultivo de la zanahoria.
Sin embargo, no tiene sitio en la realidad que ella misma ha parido con dolor de siglos. Sus bastardos la han desechado, incluso llenando su nombre con falsos contenidos. Ahora es una palabra vacía, sonido con ecos de silencio. Y sin embargo pugna por hacerse un sitio entre la vorágine del bazar: sólo se salva lo que tiene que ver con el dinero.

Es una puta metida en fangos: de metáforas de plástico y pensamientos de papel-seda, los únicos productos de la era audiovisual, cuyos paralíticos cerebrales gobiernan mintiéndonos que su comunicación es la felicidad.
Se van añadiendo productos a las reacciones químicas de los pocos cerebros que quedan, y tras cortinas de colores y cajas de carne falsa, sigue latiendo –para los tontos- la idea filosófica como si fuera la única salvación. Buscando revoluciones que con sólo ser pronunciadas se niegan. Pero no se pueden tapiar a la vez todas las puertas de todos los cerebros. El superhombre ha muerto y por eso, cuanto más jodido, más radical. Que vayan imaginando pesadillas quienes lo creen todo atado, porque la única supervivencia posible de la filosofía es su demolición; no un edificio, sino un ladrillo en cada bolsillo. Que se meta en la vida de una vez "y si no se le quitan bailando los colores a la filosofía, déjala que se joda y se muera".


Manifiesto repartido durante la lectura del "trabajo de grado" (1993)

domingo, 23 de agosto de 2009

Frondoso y verde, el futuro...

32 años después, coleando... a veces, ningún reconocimiento "oficial" puede empañar toda una vida de coherencia y una trayectoria artística envidiable; PG no es de ayer, es de mañana.

viernes, 21 de agosto de 2009

A LA VUELTA DE UNA ESQUINA O DE UNA TUERCA

Paralelismo entre un libro y una botella de vino; es necesario paladear cada párrafo, detenerse de tanto en tanto a degustar el sabor que puebla la atmósfera en el cielo de la boca (saber si es tormenta o estrellas, raso o nubes) o de la bóveda craneal. Un sorbo, un párrafo, pidiendo más que otros esa parada donde reside el secreto del conjunto.
Y también la embriaguez, el poder que habita el libro entero, en la botella que ya forma parte (su contenido) de nuestro cuerpo. Porque la botella, como el libro, es un continente con miles de países, razas contradictorias y contrastadas, lenguas desatadas y violencias no siempre contenidas. En un continente caben millones de pueblos y en cada pueblo millones de habitantes. El interior de cualquier continente es una infinidad de secretos sólo accesibles a quienes estén abiertos, quienes tengan los oídos prestos y sin prejuicios, para lograr el conocimiento de lo ajeno, que es la comprensión de uno mismo.
Y también la resaca, esa cosecha de dolores que llega después: al reajustar la vida entera, uno mismo, tras la inserción de un cuerpo extraño en el interior del organismo. Es una lección inaprehensible al principio, pero después, la riqueza de otra experiencia.
La resaca siempre es sed, porque es la consecuencia fisiológica de una disminución del alcohol, de los espíritus o los daimon, de su población en la sangre. La resaca es la sed elemental. El buen bebedor, como el buen lector, es aquél que invierte su vida entera en la tarea. Que no bien ha terminado una botella o un libro, ya está comenzando el siguiente. Es quien se lo juega todo a una carta, al todo que es la nada, quien se juega el todo por el todo. Por amor al arte. No hay nada más: embriagarse o morir, renovarse o estar muerto.

lunes, 10 de agosto de 2009

EL DÍA QUE SE DERRUMBE LA SAGRADA FAMILIA



Correrán ríos de tinta y llenarán pantallas durante muchos días, dirán que es imposible lo ocurrido; desplegarán una campaña mediática para justificar que el derrumbamiento responde a algo sucedido en una pesadilla, no en el mundo nuestro de cada día.
En un segundo momento, aceptarán que realmente se ha derrumbado: en contra de toda previsión, en contra de los informes emitidos por expertos de todo tipo. No dirán que esos informes y esos expertos estaban tendenciosamente elegidos, cuando no pagados, para decir medias mentiras.
Prometerán depurar responsabilidades políticas y administrativas, lo harán durante mucho tiempo con un discurso cada vez más distanciado y débil, hasta que sus palabras pasen a ser una más de las promesas incumplidas, algo del acervo popular que se convertirá en un refrán; ninguno de los responsables llegará a ingresar en prisión por eso. Las responsabilidades se esfumarán, diluidas en los entresijos de judicaturas y procesos kafkianos.
Encontrarán un motivo “ajeno” para el derrumbamiento, seguramente atribuible a alguna conspiración, organización terrorista o cualquier tipo general de causa “antisistema”. Harán de la “Nueva Sagrada Familia” una bandera con la que defender sus respectivos partidos políticos en alguna campaña electoral: cada uno la prometerá más grande, más bonita y más cara; finalmente edificarán un pastiche infumable firmado por algún arquitecto de reconocido prestigio... casualmente muy bien relacionado con la clase política. Las gentes mirarán hacia otro lado cuando pasen junto al nuevo monumento, mascullando blasfemias y maldiciendo a los gestores de la sociedad.
Paralelamente, comenzarán una campaña mediática de desprestigio hacia Gaudí, diciendo algo como que “no era tan genial como se supuso en tiempos”, e insinuarán que fue él en último término el causante del derrumbamiento, por no haber previsto las necesidades de la ciudad durante el siglo XXI.
Buscarán culpables fuera siempre de su ámbito, y encontrarán (precisamente en este escrito que ahora redacto) una prueba irrefutable de la planificación de su derrumbamiento; de que el crimen estaba premeditado. Sin embargo, la caída de la “Sagrada Familia” resultará, en fin, ser una metáfora del desmoronamiento de toda esta absurda sociedad capitalista, politicastra, mezquina y mediocre: una especie de Imperio Romano en versión cutre-tecnológico. Más me vale tener una buena coartada.

domingo, 9 de agosto de 2009

Bajo la piel de la realidad



Cada libro es un juego diferente, una especie de laberinto escondido, agazapado tras la puerta/portada con unas reglas únicas que se van aprendiendo a medida que se avanza. Es una vida distinta, necesaria, imposible... como otro mundo que repite las formas de éste pero con todo lo demás diferente. Un reto para audaces (para quienes realmente leen), otro territorio, otro planeta seductor sólo conseguido por quienes realmente escriben/seducen. Es más bien la puerta abierta a otro mundo (im)posible.
Se conectan entre sí como estaciones de metro, con transbordos y combinaciones infinitas en las que perseguir una idea que en realidad es un amigo que nos guiña la complicidad de mil disfraces; entre sonrisas jugamos a perseguir al revés (detrás el perseguido) entre esa selva virgen cuyos colores nuevos, siempre nuevos, nos reinventan la vida hasta hacerla atractiva. Un amigo es una idea más allá de la persona, una idea se personifica, encarnándose más allá de la amistad hasta la reencarnación comunicativa.
Todos los libros que a lo largo de mi historia he ido atesorando en mi interior, son barridos por estos crueles y ávidos vientos de guerra que sólo dejan desconsuelo para las poesías rotas. Nada salvo polvo y la destrucción de todos los corazones. Nada salvo la nada, a salvo.

martes, 4 de agosto de 2009

B de di Benedetto

BENEDETTO, Antonio di.
Argentina, siglo XX
Nuestra especie no habrá aprendido nada mientras no sepa entender a quien retiró la cortina que empaña la tristeza. ¿Dónde reside la clave de todos los anhelos humanos, sino en su mirada comprensiva? En el fondo del oscuro callejón al que llegamos espantados de tanto subproducto literario, hay una mesita con una pitonisa: nos leerá el pasado, será nuestra lectura recomendada. Tendrá un nombre y una lágrima, llegará de la mano de este genio; si deseamos aprender más, sólo tendremos que buscar su biografía.
Obra recomendada: Zama

lunes, 20 de julio de 2009

HAIKU DEL DESENCANTO

Subió a la torre de marfil, alta tensión
no a verme, no a que yo le viera.
Era el día del suicidio de Dios.


Dentro del volumen "Versos prohibibles" (2007)

domingo, 12 de julio de 2009

Piensas que la vida es una puta mierda, ¿verdad? Yo también lo creía hasta que te conocí.

Estas fueron las palabras del sabio durante nuestro primer encuentro, sus palabras de despedida. Entre nuestra presentación y ellas, sólo una conversación. De hecho, aquel primer encuentro ha sido el único hasta ahora; sus palabras, sin embargo, han crecido en mi memoria hasta convertirse en un motivo de reflexión constante para mí.

Sin tomar ninguna decisión, sin conceder a aquel encuentro más importancia que la de un episodio pintoresco, he notado un cambio en mi actitud ante la vida. Sigo pensando lo mismo, pero de otra manera. La magia existe: yo soy tú, hablo del amor y de la guerra nuestra de cada día; quizás alzando la vista hasta lo sublime (ínfimo e infinito) alcance a contemplar de nuevo el rostro de aquel sabio. El cielo está tachonado de estrellas... el suelo, de alcantarillas.

sábado, 20 de junio de 2009

A de Arlt

ARLT, Roberto. Argentina, siglo XX
Mensajes sin botella desde el fondo del abismo; intuiciones ciegas de locos y soñadores (¿acaso no son lo mismo?) llenando de guiños suicidas todas nuestras madrugadas de soledad en un silencio de gran ciudad. El hombre que hizo bufar a los eunucos no ha muerto, es un extraterrestre que vive en las entrañas de cada rebelde: en cualquier instante explotará el animal que llevamos dentro. Ahí fuera, hace tiempo que reina la Nada... ¿qué podríamos perder?
Obras recomendadas: Los siete locos y Los lanzallamas

lunes, 15 de junio de 2009

PROHIBIDA LA DISIDENCIA


Nos han educado en una especie de egolatría más mezquina que el etnocentrismo, si cabe; porque arranca de la propia ignorancia como punto de referencia para medir al resto del mundo.
Nos han enseñado a contribuir a la pública lapidación de cualquier culpable, aportando nuestra humilde piedrita en el asesinato... sin saber aún, ni plantearnos la culpabilidad del ajusticiado.
Nos han adiestrado en la entrañable mediocridad de creer que nuestro pueblo es el más bonito del mundo, con la consiguiente humillación para cualquier pueblo vecino.
Nos han amaestrado en la rigidez de un esquema propio, al que nada debería entrar para no perturbar nuestra paz ni nuestro equilibrio.
¡Qué forma tan pobre de desheredarnos! Cuando nos deberían haber legado la inagotable sed de sabiduría, aquélla que sólo se apaga bebiendo en infinitas culturas, admitiendo como posible cualquier punto de vista y reinterpretar la realidad en función de él, para ver si encaja...
Vivimos en la sociedad producto de más de cuarenta millones de mediocridades asumidas y orgullosas de serlo, con sus propios guardianes de lo establecido. Cada pequeño granito de arena de este inmenso desierto mental, se complace en ceder su libertad a cambio de no ser perturbado en su esencia egocéntrica: una participación abyecta en esta “sociedad de la nada”. Los guardianes también forman parte de la comparsa vacua, tan sólo serían dignos de compasión si no fueran asesinos...
Ni a título individual ni de forma colectiva se da entrada a otro pensamiento que el dictado desde el sofá; pero es un pensamiento de ida y vuelta: del miedo a la libertad hacia el poder mismo, suplicando protección... y desde la cúspide represora hacia el anónimo complacido, otorgando un poco más de cascarón.
Mejor no pensar, acaso el resultado del pensamiento propio sería la desgracia de saber que todo es una gran jaula con apariencia de libertad. No deseamos a nadie que nos lleve la contraria, le borramos de nuestro entorno de la misma forma que el poder hace desaparecer cualquier alternativa al esquema político, demonizándolo (para esto tiene la herramienta de la información en sus manos).
¿Podemos decir que vivimos en una democracia cuando hemos prohibido la disidencia? ¿que tenemos riqueza mental cuando hemos eliminado toda forma alternativa de pensar que no sea la propia?

domingo, 26 de abril de 2009

Esto no es un blog

Aquí vengo para pintar un texto puntillista, no para hacer un diario de nimiedades; para arengar al lector a que escriba, no a que se trague las ruedas de molino de mis pequeñas tragedias y filosofías baratas; para regalar demos de textos agotados, no para hacer publicidad de libros que haya que comprarse... por todo lo anterior y por muchos más motivos que oculto deliberadamente para que los adivine quien se aburra de ver la televisión, ESTO NO ES UN BLOG.
Y también como guiño a Magritte y todos los ismos de principios del XX, sombras que pasearon alargadas durante el desierto de imaginación que han supuesto los últimos 30 años, muertas ya la Razón, la Historia, el Pensamiento y la madre que las parió a las tres: la Filosofía en persona, de cuerpo presente.
Pongo a Sawa por testigo de que nunca volveré a temer al folio en blanco; durante los crepúsculos se agitan en el cielo los colores de todo el fuego redentor, de ahí el motivo de todos los escritos suicidas que se inmolan en las páginas de mis cuadernos inéditos. Si no hay más después de esto, que venga cualquier best-seller y levante acta; a mí me la trae al fresco, como a Leonardo.

lunes, 20 de abril de 2009

NUEVA VERSION DE CIERTOS EPISODIOS DE LA VIDA DE ULISES A LA LUZ DEL SINSENTIDO POSMODERNO

El entorno es propicio para poder reclamar lo imposible. Nadie sabe hoy si detrás del gesto bobalicón de un hijo no se esconden profundas reflexiones que le harán disfrutar con el tiempo de una posición envidiable dentro de la sociedad. Por eso, desde todos los ámbitos ─porque al mundo entero le beneficia el surgimiento de un genio─ se potencian las extravagancias que puedan ser interpretadas como algo más que meros caprichos infantiles; aquéllas detrás de cuya sombra parece atisbarse el destello de lo genial pueden desembocar en un entorno que facilita el niño prodigio.
Con el tiempo se va apagando la esperanza de un padre que no hizo sino proyectar en su vástago las quimeras inalcanzadas por razones circunstanciales ─nunca debido a las limitaciones propias─, postergadas indefinidamente y de manera irreversible.
Al fin ¿quién no ha sentido ese ardor que surge de las entrañas y nos urge a intentar hazañas jamás imaginadas por cronista alguno? Si hay innúmeras empresas al alcance de la mano ─que se rozan con los dedos─, especialmente concebidas para uno; que casi se amoldan a las habilidades personales, y que podrían, con el esfuerzo correspondiente, con energía bien encauzada, proporcionar la satisfacción de saberse uno mismo realizado al tiempo que famoso, ¿por qué no ha de ser ello causa y merecimiento de admiración de todos los circundantes? ¿Hay algún impedimento para la gloria y la felicidad de saberse admirado por el mundo?
Y en la esperanza cada día más débil de ser un elegido para la gloria ─que detrás de cualquier esquina puede aguardarle─ pulula el hombre contemporáneo, pensando en la posibilidad de cambiar esa gloria por los quince minutos vaticinados para todo afortunado. O quizá si no es viable, una fama efímera bien merecería la pena si va acompañada de una cantidad sustanciosa de dinero, proveniente de la lotería, por ejemplo.
Se interrumpe la reflexión de repente. Algo ocurre cerca. Un sonido extraño al principio, después alarmante, saca al transeúnte de su mundo interior, reclamando instintivamente su atención. No muy lejos, un par de manzanas, suena una sirena. ¿De qué color? Los cuellos se estiran. ¡Ah! Es eso. Casi siempre una ambulancia. También muchas veces la policía. Pocas los bomberos. En ocasiones se confunden con alarmas de establecimientos. ¿Qué hay de los barcos?
Era cierto. Con el transcurso del tiempo no han variado sustancialmente las cosas. Un canto puede identificar el espíritu de una época; quizás la esencia de las ambiciones humanas. La policía protege (?) la integridad de personas y bienes. Los bomberos tratan de mitigar daños (?). Las ambulancias conducen hacia la salvación (?) a infartados. Los barcos convierten en próspera (?) una sociedad. Las sirenas "cantan". Su armonía es tintineante, su ritmo frenético, su timbre entrecortado.Las sirenas cantan y su sonido está delatándonos. No estamos atados a nuestro barco, ni surcamos los mares que nos llevan hasta nuestra ilusión, hasta nosotros mismos. Cuando cantan las sirenas, estamos atados a ellas, y el vértigo que nos producen proviene sólo del temor a saber el nombre del próximo damnificado, y que coincida con el que reza en nuestro documento de identidad (?), cuyo número nos acredita en el sorteo de calderilla espiritual que todos los días nos consume la existencia.


Dentro del volumen "Los auténticos y genuinos creadores de la mal llamada 'Secta del maniquete'" (1992)

miércoles, 15 de abril de 2009

"Por una cabeza"

Broche de vida, primer y último tango con el que se cierra el círculo del corazón... esférico y perfecto (casi griego), como si de un anillo se tratara.

Fragmento de "Ritual sombrío" (c.1986)

Llegará el día en que llueva sin nubes
en el cielo, y el horizonte
revele lo que hay más allá de la tristeza;
volverá la escuálida noche
en escuadras de cartílago,
que no arremeten entre decenas de impudores.
¿Dejaremos de transitar enésimas vías,
siempre la misma,
buscando una llave que contiene nuestro bolsillo?

domingo, 12 de abril de 2009

Soy un tío prepotente que se piensa que todo lo hace perfecto: insoportable.



Las ciudades sólo son desiertos en exilio provisional... bajo su piel de asfalto, al igual que bajo la arena de las dunas, anidan innumerables formas de vida desconocida.

Mis paseos por la memoria me traen imágenes surrealistas, pero también son una invitación a la "claustrofilia"; torres o cloacas de marfil, ¿qué más da? Lo importante de la realidad es que sea capaz de permanecer ahí fuera mientras yo quiero; lo importante de mí mismo es que sea capaz de mantenerla a raya.

Cinco redes para capturar seres humanos: internet, familia, educación, trabajo y ocio. ¿Alguien es capaz de no contemplarse como un insecto en su cajita? Al principio duele el pinchazo, pero después ayuda a mantenerse firme.

Elegidos al azaHAr


Como si de la casualidad se tratara, nuestra existencia sigue siendo una mezcla de misterio y hastío... acompaño unas guindas que adornen la zambullida inusual de letras con sentido, en este océano virtual de ideas marchitas. Feliz noche.

*No dejes la puerta abierta a los monstruos: cierra la tapa del retrete.
*¡Qué ironía! Las luces de Navidad parecen coronas de espinas.
*La pajiza relación que tienes con la enfermedad.
*¡Qué quieres que te diga!, me gusta ser viejo, acumular...
*El campo en el que me concentro, o sea, mi campo de concentración...
*El corazón es una bomba... ¡de relojería!
*La calle es extraña como mi casa.
*Debilitando las estructuras, follar bajo los frutales.
*¿Qué sabes tú de mis perversiones con la sandía, que son a cielo abierto?
*Me he deshecho lesbiana.